Un viaje express pero una experiencia intensamente increíble! Aprovechamos el tiempo al máximo, exprimimos cada segundo, cada momento, cada rincón para explorar y disfrutar nuestro Mexico

Sábado 7:50am salimos desde GDL rumbo a Tequila en bici de ruta, nos desviamos hacia la famosa presa Santa Rosa, 87k + 827m, por fin se nos hizo conocer ese lugar! Wowww!!! Que vistas, todo verde, campos azules de agave antes de bajar, las montañas pintadas de neblina como si fuera un lienzo, tan natural y bello, el clima perfecto, la vibra y el grupeto que se armo fluyó como una máquina perfecta en armonía, muchos lograron superar sus propios límites, el sonido del agua, los pájaros y ese cielo, hicieron una postal que se quedó impregnada en la memoria. Tengo que regresar a hacer esa subida a paso competencia! Llegar arriba, ver el abasto junto a la estación del tren fue algo emocionante! Empezó a chispear, nos recibieron con la canción de Rocky, globos y cosas ricas para comer y beber, recibimos a cada uno como si fuera un IRONMAN, por cierto el top 10 fue casi de pura IRONWOMAN!

De regreso a la bici para culminar en la plaza principal de Tequila, con su iglesia, sus letras, voladores de papantla, y todo el ambiente y la cultura en su máximo apogeo, nos subimos al camion/barrica para el tour que nos llevó directo al hotel Matices (cuartos hechos en forma de barricas gigantes) sobre una alfombra azul de puros agaves! Rodeados de órganos, cactus y árboles de mango, disfrutamos de un asado al aire libre, jugando lotería, y rematando con el mariachi! Nos unimos aún más, de SLP, CDMX, QRO, de todas las edades y estilos. Nos fuimos de culebrita hacia la cata del Tequila, una tarde lluviosa pero hermosa! De repente sacaron los mentados toques, con castigos de shots!Acabe más adolorida del antebrazo que de las piernas Cena mexicana y a dormir que el domingo armamos otro tour intrépido! Subir al emblemático volcán de Tequila, 12kms + 770mts, solo dos guerreras se levantaron a las 6:30am, de noche, con luciérnagas y neblina, la lluvia tuvo compasión y tuvimos una mañana épica! La cima fue nuestro premio! Así nos despedimos de este viaje! Metidos en la naturaleza, a puro nat sound, la montaña solo para nosotros, y la vista desde arriba de las nubes, nos regaló una mañana de película! Que gran fin, personas increíbles, lugares mágicos y haciendo lo que nos gusta!

Nos vemos en la próxima aventura!